Logo

Misión

El INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO DEL AZUAY es una institución de Educación Superior a nivel técnico y tecnológico, dedicada a formar profesionales comprometidos éticamente con la sociedad, desde una preparación basada en entornos de aprendizaje académicos y experienciales que contribuyan al desarrollo de la matriz productiva de la región y sustentada en principios de igualdad, inclusión, solidaridad, interculturalidad y comprensión de la diversidad.

Visión

Ser una institución de calidad, solidaria, inclusiva, intercultural y diversa, reconocida por su excelencia académica y sus aportes a la sociedad en el área de la investigación, innovación tecnológica y vinculación con la colectividad, promoviendo el desarrollo integral de la persona y el entorno, en busca de una sociedad justa y equitativa.

Principios

Los principios por los cuales se rige la institución, señalados en la Constitución de la República y la Ley Orgánica de Educación Superior, son los siguientes:
  1. Cogobierno.
  2. Igualdad de oportunidades.
  3. Calidad.
  4. Pertinencia.
  5. Integralidad.
  6. Autodeterminación para la producción del pensamiento y conocimiento.
  7. Universalidad.
  8. Equidad.
  9. Progresividad.
  10. Interculturalidad.
  11. Solidaridad.
  12. Movilidad.
  13. No discriminación.
Estos principios se aplicarán bajo criterios de calidad, eficiencia, eficacia, transparencia, responsabilidad y participación. Los mecanismos para efectivizarlos se desarrollan en los artículos que conforman el Estatuto Institucional.

Autoridades

Foto Rector

Mgst. Marcelo Aguilera

Rector

La formación técnica y tecnológica es fundamental para el cambio de la matriz productiva del país, por ello, nuestra meta es formar holísticamente profesionales que sean los catalizadores de una transformación positiva de la sociedad y de su sector productivo.

Foto Vicerrectora

Mgst. Daniela Armijos

Vicerrectora

La Educación Superior del Saber-Hacer es completa cuando inculcamos y recordamos a nuestros jóvenes que, principios éticos, morales y valores, los formará como seres humanos integros. He ahí la verdadera vocación del educador.